El canto que no cesa

Homenaje a Miguel Hernández

Miguel Ríos, Aziza Brahim, Víctor Manuel, Mayte Martín, José Mercé, Ana Corbel, Joan Manuel Serrat, Sole Giménez, Concha Buika, Silvio Rodríguez y Paco Ortega

Es una producción de Dulcimer Songs para la Diputación de Jaén dirigida y realizada por Paco Ortega

Voces para la memoria

Este es un viaje cargado de emociones en torno a Miguel Hernández. Sus versos ponen letra al amor, al compromiso, a la injusticia, en ocasiones, a la pérdida. Sentimientos universales en la voz de grandes autores e intérpretes reunidos bajo la producción de Paco Ortega en este trabajo discográfico editado por la Diputación de Jaén.

Un broche espléndido a la conmemoración del 75 aniversario de la muerte del poeta a la que se ha sumado la Diputación de Jaén, entidad que conserva su legado. Un regalo para los sentidos, para ser escuchado y disfrutado, compartiendo así la obra y la memoria del poeta del pueblo. Cada día, cada canción, más universal.

Francisco Reyes Martínez
Presidente de la Diputación de Jaén

Dónde escuchar y comprar El canto que no cesa

Spotify

YouTube

Deezer

Tidal

Napster

iTunes

Amazon Music

Google Play

El Corte Inglés

Fnac

Resto de tiendas

El canto que no cesa - portada - título

1. Víctor Manuel. Para un homenaje a Miguel Hernández
2. Aliza Brahim. Vientos del pueblo
3. José Mercé. La canción del esposo soldado
4. Sole Giménez. Tus cartas son un vino
5. Miguel Ríos. Con dos años, dos flores
6. Concha Buika. Después de haber cavado este barbecho
7. Mayte Martín. A Miguel Hernández
8. Paco Ortega. Boca
9. Ana Corbel. Andaluces de Jaén
10. Serrat. Elegía
11. Silvio Rodríguez. Elegía II

Los ingresos que se obtengan por la venta física y digital de este álbum serán destinados íntegramente a proyectos de cooperación al desarrollo a través de la ONG Quesada Solidaria.

QUESADA SOLIDARIA
La toponimia es la responsable, según la propia web de la ONG, del nacimiento de Quesada Solidaria. La población jienense de Quesada y su homónima guatemalteca, Quezada, bautizan esta iniciativa creada por Basilio Dueñas en su deseo de reducir el trecho entre las comodidades del mundo desarrollado del enclave de la Sierra de Jaén y las necesidades básicas de la hermana centroamericana.
Dueñas conoció Quezada en un viaje con Médicos para Iberoamérica a Antigua (Guatemala). Posteriormente regresó junto a Francisco Vico, Pilar Herrera y Juan Ignacio Ortiz y decidieron comenzar a ayudar para mejorar sus condiciones sanitarias.
En solo dos años, Quesada Solidaria ha pasado de ser una ONG exclusivamente médica a desarrollar proyectos en todo tipo de ámbitos gracias a la colaboración, solidaridad y empuje del pueblo jiennense, así como de todos los que quieran compartir sus inquietudes, allí donde estén, con “la sana intención de cambiar el mundo”.
Si quieres colaborar con ellos, no dudes en ponerte en contacto en:
Tel. 953 08 28 45
email: info@quesadasolidaria.org

75 años se cumplen de la muerte del poeta de Orihuela, Miguel Hernández. 75 años que no han hecho sino agigantar la figura de este español eterno que convirtió las palabras en consuelo para el sufrimiento, esperanza para el desaliento y, parafraseando a Leopoldo de Luis, ‘herramientas para el combate’.

Según podemos leer en la Wikipedia, Miguel Hernández Gilabert (Orihuela, 30 de octubre de 1910 – Alicante, 28 de marzo de 1942) fue un poeta y dramaturgo de especial relevancia en la literatura española del siglo XX. Aunque tradicionalmente se le ha encuadrado en la generación del 36, Miguel Hernández mantuvo una mayor proximidad con la generación anterior hasta el punto de ser considerado por Dámaso Alonso como «genial epígono» de la generación del 27.

Abandonó pronto la escuela para dedicarse al pastoreo, lo que no le impidió aprender poesía gracias a la lectura de los clásicos españoles como Garcilaso, Góngora, Quevedo y San Juan de la Cruz.

A través de la tertulia literaria de su ciudad natal, conoce a Ramón Sijé, uno de sus grandes amigos. Es a partir de la década de 1930 cuando comienza a publicar sus poesías en revistas como El Pueblo de Orihuela o El Día de Alicante, además de viajar a Madrid, donde comienza a colaborar en distintas publicaciones y a relacionarse con poetas.

Posteriormente, y ya establecido en Madrid, trabaja como redactor en el diccionario taurino de Cossío y en las Misiones pedagógicas de Alejandro Casona, además de seguir colaborando en revistas literarias. Escribe en estos años los poemas ‘El silbo vulnerado’ e ‘Imagen de tu huella’, y el más conocido ‘El Rayo que no cesa’ (1936).

Aún tomando parte activa durante la Guerra Civil, su producción literaria no cesa durante la misma, escribiendo ‘Viento del pueblo’ en 1937 y ‘El hombre acecha’ en 1938. Al finalizar el conflicto bélico, es detenido y condenado a muerte, pena que posteriormente se le conmuta por la de 30 años de prisión. Es ingresado en el penal de Alicante, donde muere de tuberculosis en 1942. Ya preso, acaba el ‘Cancionero y romancero de ausencias’ (1938 – 1941).

“Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor (…)”
Pablo Neruda

“Me alegró mucho tu carta. Qué bocanada de tu caliente tierra; qué chirriar de chicharras y qué frescura de río, y qué oreo de piel mojada me trajo tu carta. Miguel, Miguel, yo aquí estoy solo”
Vicente Aleixandre

“Las motivaciones sociales y la presencia de la muerte palpitan desde el comienzo en el universo poético de Miguel Hernández, atravesado por la solidaridad con el que trabaja, el sufrimiento y la esperanza (…)”
Leopoldo de Luis

“Se trata del escritor que con más repercusión popular ha convertido la palabra poética en ética”
Jesucristo Riquelme

“Miguel Hernández es un ejemplo ético”
José Luis Ferris

Enlaces de interés:
Miguel Hernández en Wikipedia
Fundación Cultural Miguel Hernández

PRENSA
Azucena Gómez Bermejo
Móvil: 609 24 54 99
E-mail: azucena@yosoycomunicacion.es

WEB y RRSS
Felipe R. Piedra / Ernesto González
E-mail: info@elcantoquenocesa.coms